sillas de oficina caras vs baratas


Diferencias entre sillas de oficina caras y baratas

La diferencia entre una silla económica y una de alto coste no solo está en lo que se ve y se palpa: como la calidad de materiales o el mecanismo de ajustes. En esta sección comparo diferencias que van más allá de lo evidente entre modelos de gama baja (50 ~ 100 €), media (200 ~ 500 €) y alta (500 ~ 1000 €).

1. Envío y montaje

Gama baja

Vienen empaquetadas en cajas de cartón más básicas, acompañadas de bolsas de plástico infladas. Este embalaje tiene cierto riesgo de dañarse durante el envío. Con respecto al montaje, son las más engorrosas de montar ya que vienen todas las piezas separadas, y alguna vez pasa que los manuales están redactados de forma confusa. Puede llevar entre 20 ~ 40 minutos montarlas.

Gama media

Vienen envueltas con molde de esponja en cada una de sus piezas. El montaje suele ser más rápido ya que vienen con el mecanismo de reclinación preinstalado, lo que significa menos engorro de enroscar tornillos. Sería un montaje de entre 5 ~ 15 minutos.

Gama alta

Traen cajas de cartón en su interior rodeando todo el producto para que el impacto a daños sea ínfimo. Para montarlas tardas 0 minutos ya que vienen de una sola pieza.

2. Garantía

Para sillas de menor coste la duración de garantía dura 2 años para coberturas de índole genérica. Para el deterioro del acolchado y la tela es solo 1 año. En cambio, en sillas de gama media, los daños en el tejido y todo lo demás están cubiertos durante 5 años.

En gama alta la garantía puede durar 12 años con una cobertura completa. Esta garantía está presente en modelos de la marca Steelcase y Herman Miller. Lo cual, te hace pensar que si realmente ofrecen una garantía de 12 años es porque el fabricante testea que sus sillas van a durar esa cantidad de tiempo sin que surjan daños, mientras que otras sillas se queda en 2 años. Esto da para reflexionar🤔

3. Calidad de materiales

La calidad de construcción de los materiales puede ser, probablemente, el factor más palpable entre sillas baratas y sillas caras.

Ruedas y base

Las ruedas de sillas baratas son las más pequeñas y están hechas de plástico. No serían buenas para rodar en alfombras, ni óptimas para suelos de madera, ya que el plástico puede rayar. En modelos más sofisticados las ruedas son más grandes y el material es de goma. Y las hay con bases hechas de molde de grafito con diseños propios de la marca, mientras que en sillas baratas la base es de plástico, o sino de acero que es más resistente pero como inconveniente, es algo pesado. Las bases de aluminio son el material más acogido por sillas tanto de media como alta gama, ya que cumple con buena resistencia y ligereza.

Tapicería

En cuanto a tejidos, hay mallas de punto apenas flexibles, no terminan siendo tan cómodas y se acaban aflojando pronto. Si subes el precio, las encuentras más flexibles pero son algo rugosas al tacto en comparación con la suavidad que te proporciona una tela de gama más alta.

Encaje de piezas

En modelos inferiores puedes notar que algunas piezas no encajan del todo bien. Es común ver respaldos torcidos. O darte cuenta de que el acolchado no está bien distribuido por el asiento o en los reposabrazos. Además, el acabado es de un plástico poco atractivo made in china.

Si subimos a modelos superiores notarás un buen encaje de las piezas, ya que se fabrican especificamente para la propia silla. Además, los cambios de ajustes tienen un suave manejo.

4. Regulación

Las sillas básicas, aparte de tener menos piezas regulables, su sistema de reclinación es poco ergonómico, ya que al recostarte tus piernas se elevan y tus pies se quedan en punta, cuando lo ideal es mantener toda la planta en el suelo.

Si saltas a sillas intermedias, verás más ajustes como la regulación en altura del respaldo, profundidad del asiento, ajuste lumbar y ajuste 4D de reposabrazos. Y además, puedes encontrar sistemas de reclinación síncronos que respetan el apoyo de tus pies en el suelo mientras te recuestas.

Si pasas a las gamas más altas, no necesariamente encuentras más piezas regulables que en gamas intermedias, pero sí consigues mayor suavidad y una postura más natural cuando usas el mecanismo síncrono.

5. Personalización

Cuando miras modelos de baja categoría no disponen de otras tallas, de otros colores o variantes en sus piezas. En cambio, cuanto más subes de precio, más opciones te ofrece el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.